jueves, 19 de junio de 2008

(Polémica completa): LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS...



(Imagen de la obra teatral "Escándalo en la Trapa" que narra la vida cuasi mitológica de Henriette o Enriqueta Faber, la primera travesti de Cuba, primera mujer que ejerció la medicina en el país, auqnue lo hiciera con la apariencia de hombre)


SE inició el 17 de junio 2008


¿Qué diseños de personajes se nos muestran?

Reinaldo Cedeño Pineda


“La diversidad es la comprensión, que no la tolerancia, de esas otras texturas de la vida que componen una Vida mayor; no una respuesta de número, sino de equilibrio y asunción sin prejuicio” (Norge Espinosa, poeta y dramaturgo cubano)

Con estupor he visto recientemente una fotografía de un castigo a un homosexual en el sur de Arabia Saudita. La pena consistía en… ¡ 7000 latigazos!. Y la plaza estaba llena.

Por suerte, eso jamás podría pasar en Cuba. Los problemas sobre la diversidad sexual en nuestro país son muy diferentes.

El afamado escritor Senel Paz, guionista de la cinta Fresa y Chocolate, expresó en la última Feria del Libro lo que durante años resultó la norma: “Estábamos acostumbrados a una unanimidad y de alguna manera construíamos un modelo de hombre que debía ser de ideología marxista, ateo y heterosexual”. (VER http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/03/senel-paz-revelaciones-del-guionista-de.html)

Por suerte, el pensamiento de los setenta ha sido sobrepasado, y en los últimos tiempos la invisibilidad del tema ha sido desterrada de nuestros medios de difusión. La celebración oficial del Día Mundial contra la Homofobia, así lo demostró (VER http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/05/cuba-contra-la-homofobia-esta-es-la.html )

En este propio 2008, todos aplaudimos la enérgica declaración del historiador Eusebio Leal en el 7. Congreso de la UNEAC:

“Es necesario que cuando vean pasar a uno cualquiera de nosotros, que sea singular, lo respeten y lo estimen; que no digan nunca, como afirmábamos al principio de la Revolución: “Ahí va un negrito”; que no digan nunca más: “Ahí va un homosexual”, o, como estamos en una república literaria y es muy español, “un maricón”. ¡No! ¡No!, ya que tanto hemos luchado por la libertad, que se respete nuestra singularidad.” (VER http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/04/eusebio-leal-oracin-por-la-diversidad.html )

El estreno de la cinta norteamericana Brokeback Mountain, marcó un punto en la apertura mediática al tema. Por su parte el profesor Manuel Calviño, en su programa Vale la Pena, remedó una cinta mexicana para hacernos pensar en lo que sería “un día sin homosexuales”…para el mismo contestar que sería muy difícil el funcionamiento de muchas instituciones en Cuba. (VER http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/05/estrenan-brokeback-mountain-en-la-tv.html )

En fecha reciente se estrenó un spot televisivo que aborda el amor lésbico. Dos jóvenes se miran en un parque y sienten la mirada censora de los que pasan: “tantas miradas pueden estar equivocadas… respeta la diferencia”, es el mensaje final de esa propuesta.

Aunque apenas duró unos segundos, el amor entre mujeres parece ser un tabú dentro del tabú, y la opinión a mi alcance sobre el spot referido estuvo entre el desconcierto, la perplejidad y el desacuerdo. Claro, alegría tembién.

¿Le toca a las mujeres, también en ese ámbito, ser doblemente discriminadas?

Por ejemplo, en la telenovela actual (Polvo en el viento) de la TV cubana, desde el primer capítulo apareció el tema homosexual, o bisexual. Una doctora descubre a su esposo con otro hombre en la cama… y como consecuencia sufre una caída que le hace perder al hijo. El hombre quiere regresar arrepentido...

Se podrá estar de acuerdo o no. Incluso he conocido al guionista... y si su intención era provocar al espectador… lo logró con creces.

Todo este recorrido tal vez nos haga coincidir en que el tema de la diversidad sexual está hoy por hoy en el candelero de nuestra sociedad, y afortunadamente en nuestros medios, en dos grandes grupos: los espacios de debate, y los de ficción.

Sin embargo… ¿Cuánta profundidad se busca a la hora de abordarlo? ¿Cuántos esquemas se mueven alrededor de la culpabilidad, del arrepentimiento y las rupturas familiares? ¿Qué diseños de personajes se nos muestran en la ficción? ¿Cuáles reacciones se esperan?

La profesora y poeta Ileana Rosabal y yo nos unimos en el propósito de mover las ideas sobre el tratamiento de la diversidad sexual en nuestros medios masivos.

La polémica no la inventamos, está en el aire. Y mucha. La diversidad de opiniones es no sólo saludable, sino que se presenta como sustancia imprescindible, cuando se trata de temas tan sensibles como este, en el camino de una sociedad plural y más justa, como la que defendemos…

martes 17 de junio de 2008
LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS EN CUBA (2) ¿Permiso y perdón por amar?

Ileana Rosabal

Rey:

Estoy muy orgullosa de poder decir lo que tantas veces he planteado en círculos de amigos, de colegas, en mis aulas de clases y en los cine debates. Creo que hay muchas personas pensando en una sociedad mejor y es ahí donde se inserta este necesario debate.

Lo primero que voy a decirte es que las intenciones del CENESEX (Centro Nacional de Educación Sexual) y de otras instituciones de educación y de salud cubanas respecto al tratamiento de las cuestiones sobre la diversidad sexual y la orientación sexual son dignas de elogio, nadie podría dudarlo. Ahora bien, es un reto para todos. El tema sigue siendo álgido y continuará siéndolo por mucho tiempo más porque falta un mejor abordaje del asunto. Es decir, los temas de la homosexualidad y de la homofobia en particular, continúan planteándose de una manera incorrecta muchas veces.

Para empezar son dos caras de una moneda y por tanto no pueden ser analizadas ambas a la vez: una cosa es la perspectiva del gay y otra la de quien le rechaza. Hay que buscar las esencias en uno y otro caso, yendo a las causas de sus comportamientos, mostrándoles en su realización o frustración, planteando -con los mecanismos propios del arte, no de la propaganda-, los dramas de ambos seres humanos atrapados cada uno en una realidad que muchas veces es difícil de sobrellevar.

En el caso de la homosexualidad, debe dejar de ser planteada como un suceso por comprender. No se trata de alfabetizar emocional ni humanamente a los demás respecto a eso; demos por sentado que es una conducta normal y los demás lo asumirán como tal. Si le manejamos todavía con patetismo estaremos perpetuando su incomprensión. Si planteamos historias donde el gay, la lesbiana, el bisexual, el trasvesti o el transexual son víctimas seguimos haciéndolo en la vida real por imitación de esos patrones.

Tal como yo lo veo, estamos –insconcientemente- decretando una intolerancia a través de la lástima, de la conmiseración, del convencimiento de algo que no necesita ser demostrado. Es como querer convencer a los demás de la igualdad entre negros y blancos a estas alturas.

Partamos de un pensamiento superior, admitamos que el público medio tiene esa capacidad de tolerancia que pretendemos y así será. Almodóvar no da explicaciones, no pide permiso ni perdón cuando plantea sus historias llenas de una profusa humanidad, y muchos le siguen y son cada vez más porque este artista ha encontrado el tono y el encuadre exacto del asunto, de eso se trata.

Vayamos al centro, al transcurso, in media res como decían los griegos; lo demás es esperar que naturalmente se vaya incorporando esa diversidad como norma, cambiemos la plantilla mental con patrones superados.

Nuestras telenovelas no han llevado bien el tema ni del homosexual ni del censor porque dramatizan; porque no ahondan en la verdadera humanidad de la gente; porque siguen pidiendo permiso y perdón por amar –qué cosa más ridícula-; siguen en el mismo tono y con los mismos baches dramatúrgicos, llegando, desde luego, a embotar el sentido común con los mismos esquemas que reiteran la vieja conducta de ¨tratar de convencer¨ una y otra vez.

El arte, los medios, están ahí para construir el futuro, para diseñarle con propuestas que superen la miseria cotidiana. Si exportamos fastuosas viviendas en una población que carece ahora y en su mayoría de medios efectivos para tenerlas, es porque aspiramos no sólo a vender una imagen más próspera de Cuba sino también porque deseamos en lo profundo que así sea. Entonces, no pretendamos convencer, mostrémonos convencidos.

Talento no falta en nuestros escritores, asesores y directores de programa, lo que falta muchas veces es un cambio esencial de perspectiva, de autoperspectiva, y sobre todo honestidad, valentía y reprogramación a todos los niveles de lo que es la verdadera tolerancia.

Rey, tendría mucho más que decir, pero basta para abrir un debate si a otros les interesa Puedes utilizar mi nombre, obviamente. Gracias a ti por permitirnos este espacio de polémica. // Un abrazo, Ileana Rosabal

(VER fotografía y MÁS sobre la autora en http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/04/escrituras-del-lmite-el-libro.html )

Comentarios:

Yolanda Molina Pérez dijo...

Rey, como siempre tocando temas incendiarios, leí tu comentario en el blog de Maykel y no pude contenerme.
El tema me interesa y he escrito varias veces sobre el mismo, el respeto a la eleción sexual de cada individuo no sólo debe sino tiene que ser respetada, cada quien elige sus preferencias o apenas sólo responde a sus instintos naturales, en cualquier caso le asiste el derecho a su realización personal, con total libertad.
Los medios de comunicación como en otras tantas cosas a veces lo tocan a vuelo de pájaro y otras sólo por los extremos, olvidando que en el centro y las profundidades suelen estar las esencias.
En lo personal con respecto a la bisexualidad me molesta el engaño, la sociedad machista hace que muchos escuden detrás de un matrimonio y familia sus verdaderas apetencias, según sé son mayoritariamente los hombres y sea cual sea la "clasificación" que se le de al amor, para mí no existe si alguien lo sustenta sobre el engaño.
He conocido personalmente a víctimas de estas conductas y es lamentable el daño que queda en la familia.
De ahí en fuera de acuerdo con que cada quien haga su voluntad y su antojo con su cuerpo, pero tampoco me complace la promoción de ciertos patrones, por más parejas multiraciales que pòngamos en los espacios televisivos no vamos a acabar con el racismo, conceptual que ya sabemos al institucional hace muchos años desterrado.
Igual sucede con el homosexualismo y la bisexualidad, incluso podríamos incluir la heterosexualidad, hacemos un discurso de sexo seguro y llenamos de la pantalla de spots sobre el uso del preservativo, ¿no da mayor seguridad el amor, la estabilidad, el inicio de una vida sexual con una edad en que seamos responsables?
Y no estoy llamando al puritanismo, sino a poner coto a la incitación, usa condón y punto final estás a salvo del SIDA, el embarazo y el resto son males menores.
Los cubanos somos buenos en eso de pasarnos o no llegar, y al paso que vamos con la imagen de conductores y artistas que mostramos a nuestros jóvenes tal vez estemos haciendo en unos años campañas para el respeto a los heterosexuales.
La sexualidad no es una moda, es una necesidad física y espiritual en la que no valen embullos ni tendencias, es preciso dejar que el cuerpo y al mente definan su mejor espacio y concreten la naturaleza de su deseo, conseguirlo y hacerlo a plenitud es un derecho tan sagrado como el mismo de la vida.
Coincido es que no es cuestión de respetar a los homosexuales o bisexuales, sino asumir con naturalidad su presencia, mi mejor amigo es gay y ¡ay! del que se atreva frente a mí contra él.
En el caso de las mujeres es aún peor, porque además del rechazo social, la familia suele ser menos tolerante con ellas y las propias féminas más rudas, no he visto el spot, pero me parece más que osado aún sin haberlo visto, y es que la mujer en alguna medida por ser contentiva de la continuidad de la especie se vuelve más vulnerable a las críticas, aquí entra otro tema el derecho de los gays a tener su propia descendencia o adoptar y constituir una familia, en fin hay mucha tela por donde cortar y seguro que sobrarán tijeras para hacerlo.
Los medios de comunicación pudieran establecer un cambio en la conciencia social, pero no con su actual discurso, y ojo que a veces la saturación logra el efecto contrario.
La sexualidad no es necesario promoverla, ella despierta por sí sola y cuando madre natura llama nada la detiene, aceptemos la diversidad sexual como mismo aceptamos la existencia de llanos y montañas, de climas fríos y cálidos siempre ha estado ahí y seguirá estando, por más que algunos histércos levanten la voz.
En lo particular deseara ver a mis hijas crecer ajenas a una de estas tendencias, pero ya lo he dicho antes, si alguna de las dos llega a hacer esta elección, sólo le puedo dar la certeza de que mientras yo viva, no estará sola.
Y punto que me extendí en exceso.

18 de junio de 2008 7:04

LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS en Cuba (4) Una Polilla Cubana dice...

Coincido con Yolanda... alguien dijo que dijo -y valgan las redundancias- Máximo Gomez que los cubanos no llegabamos o nos pasabamos...

Para nada me parece que ayuda tanto spot, tanto meter por los ojos temas que hasta hoy eran tabú y... con todo respeto de los realizadores, muy mal tratados... en aquella novela primera, un hombre despierta a otro a su homosexualidad, destruyendo un matrimonio... eso sucede 100 veces al día en los hetero…

Recién ayer me entere de una amiga que ha perdido su matrimonio de 20 años por que su marido "se enamoro" y punto, ay te dejo tu mierda, gallego!! pero por que no puede tratarse de una manera fresca, incluyendo el acoso del "otro" como en esta novela brasileña actual?

Recuerdo tambien con placer un serial español donde una alumna se enamoraba de su profe y aunque ella no era receptiva a este amor, todo fluyo normal y de una manera bonita... aqui los homo destruyen matrimonios, se basan en el engaño y la profe y delgaducha doctora pierde su matrimonio, crea fobias para terminar siendo amiga de un gay buena persona (¡al fin!).

Como dice Yolanda, no por que nos metan por los ojos un tema lo asimilamos, porque los alcoholicos apagan los programas que tratan el alcoholismo, etc., etc., etc.,
Seria bueno publicar libro claves sobre este tema, como "El pozo de la soledad" o "Fabrizio Luppo"... por ahí andaria la cosa y cesar del didactismo a ultranza de una vez!!

Hace un tiempo pusieron una novela, si no recuerdo mal, en que la esposa de ALbertico Pujol lo dejaba por otra chica, estuvo hermosa, pero como no era la "época del destape", paso sin pena ni gloria. He tenido la suerte de conversar con Mariela Castro y me parece excelente la labor de CENESEX, yendo adelante sin trabas y sin miedos

18 de junio de 2008 7:04
..................................
Creo que Ileana ha dado con el justo punto de análisis!!

No soporto cuando alguien dice "Un invertido" ¿andan de cabeza acaso los homo o bisexuales?? o cuando dicen "a mi no me importa "su problema" o como oi un dia refiriéndose a una joven lesbiana "esa todavía puede salvarse" y la chica se viro y respondió "¿y a ti quien te dijo que yo quería "salvarme"?

LA DIVERSIDAD SEXUAL ES UN DERECHO INTRINSECO DEL SER HUMANO, POR LO QUE SUCEDE Y YA.

Nadie cuestiona a quien prefiere a los viejos o a los jóvenes -lo ms rien un poco con aquello de la "titimania".Pienso tambien que el grupo homo o bisexual tiene que aprender a respetar al otro porque igual que hay racismo del negro para el blanco, hay homos que desprecian pro rechazo a los heterosexuales...

No puede haber esa mirada de lastima o de ser "civilizado" porque ¡¡aceptas!! a los homo sexuales! ¿eres Dios acaso para "otorgar" tu beneplacito?

Ya lo dijo Marti: "Todo lo que divide a los hombres, todo lo que especifica, aparta o acorrala es un pecado contra la humanidad"

Creo que simplemente, debemos promover leyes que protejan a la pareja gay, y dejarlos vivir. Es a lo que aspiramos // Polilla Cubana

(VER Más sobre la autora: Polilla Cubana: http://lapolillacubana.nireblog.com/)


LA DIVERSIDAD SEXUAL Y LOS MEDIOS (5) Voy a pedir perdón en lugar de pedir permiso

En más de una ocasión se ha abordado el tema de la homosexualidad en los medios de comunicación masiva, dejando caer sobre los hombros de quienes han elegido una sexualidad diferente a la "común" la responsabilidad de una educación que va más allá de la elección personal e individual a la que cada ser humano tiene derecho; sin que nadie repare en que son, justamente, los medios de comunicación quienes en muchos casos han distorsionado la otra cara de esa sexualidad que merece ante todo, respeto.

Si partimos que la homosexualidad es una orientación sexual que define el comportamiento, estaríamos hablando de una relación sentimental y sexual entre personas del mismo sexo, y que desde 1886 ha sido tema de intensos estudios y largos e interminables debates que la incluyeron en los inicios de su conceptualización como una enfermedad, trastorno o patología que había que "curar"

Han tenido que pasar muchos años desde entonces para que se comprenda el concepto de homosexualidad como parte de la biología, la psicología, la genética e historia de cada individuo junto a las variaciones culturales de las identidades y prácticas sexuales entre los seres humanos, según definición publicada en Wikipedia.

Lo cierto es que a pesar de los refinados y altamente sofisticados y tecnificados sistemas de comunicación con que contamos hoy en día, muchos siguen siendo patrones de conducta y excelentes educadores (para bien o para mal) ante los que sucumbimos y dedicamos buena parte del llamado tiempo libre, hacemos referencia concretamente a la radio, televisión, cine, DVD, casetes de audio con chistes grabados, programas humorísticos, que son emisores de juicios y criterios, que a la vez exteriorizan sentimientos y comportamientos individuales, que lamentablemente reflejan en la mayoría de los casos una sociedad machista que hace un llamado sutil a la homofobia, sin darse cuenta de que la radicalidad de sus posiciones conducen a una doble moral y a una política de engaño donde para contar, sobran víctimas.

En el caso de Cuba la polémica acaba de ser abierta; por primera vez en muchos años se han escuchado las voces de mujeres y hombres que han estado en el punto de mira de la sociedad, personas que se han tenido que empeñar el doble pues su condición sexual los había mantenido marginados y en el peor de los casos discriminados.

Ha llegado la hora de dejar a un lado los puntos y aparte y utilizar el punto y seguido, es el momento de reconocer los derechos que cada ser humano tiene como ente individual, pues socialmente lo que debe importar en su aporte al desarrollo de un país que tanto lo necesita; sin que se tome en cuenta lo que hace un hombre o mujer en la intimidad de una alcoba que al final debe compartir con quien le venga en gana.

Basta ya de dejar a un lado a aquel profesional que es muy bueno en lo que hace pero... es gay o aquella mujer luchadora y emprendedora pero que "lamentablemente" es lesbiana.

Si ellos han tenido que vivir a la sombra y maniatados, este es el momento de pedir perdón por un comportamiento que tanto daño les ha hecho y que en muchos casos mutiló el desarrollo de sus vidas. Es hora de que se deje de dar o no permiso para que salgan a la luz del día los verdaderos sentimientos sin que nadie tenga que vivir el mal sabor que deja el rechazo social para quienes no son la llamada generalidad.

Es hora de hacer en lugar de criticar, es hora de dar sumar en lugar de restar, es hora de ceder el puesto al más preparado en vez de convertirlo en un mal chiste o en tema de bromas. Es hora de reconocer que cada ser humano tiene libertad, se acepte o no, para escoger o elegir, asumiendo de esa forma sus propias consecuencias. La falsa o doble moralidad es más lacerante que la imagen de un hombre llevando a otro de su mano.

Uno de los libros al que se recurre a diario por formar parte de los manuales de cabecera, es la Biblia; a ella acuden políticos, estadistas, hombres y mujeres del mundo entero, en busca de sus enseñanzas; nadie cuestiona una sola frase escrita con la sabiduría que permite leerse sin tomar en cuenta el paso del tiempo, pues su legado viaja en la intemporalidad y se aplica al presente de cada momento.

Pues a la Biblia recurro dejando una cita como cierre:

"Amad a tu prójimo como a ti mismo"

A ver quien cuestiona eso.

Olga CONSUEGRA, Santo Domingo, REPÚBLICA DOMINICANA (Ver más sobre la autora en
www.olgaconsuegra.com/blog

jueves 19 de junio de 2008
LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS (6) El mundo necesita aprender a vivir en la diversidad

DESDE CHILE

Sobre la diversidad sexual que comentas en tu blog , me encantaría poder opinar, pero no soy muy buena comentando.

Hace poco hicimos un acto muy, pero muy bello, llamado Estado de Catástrofe: Trípode del Sueño Ingrato. Compartimos escenario con Paris, una transformista dulcísima y bella. También hubo un monólogo sobre la homosexualidad con textos de Pedro Lemebel, conocido escritor homosexual de mi país y un chico muy comprometido por cierto con la causa de los más pobres. Fue muy amigo de Gladys Marín, compañera Secretaria General de mi partido, y la acompañó hasta su muerte.

Participo de una colectiva literaria llamada "Tres Mujeres Nueva-Mente" y la verdad es que somos sólo dos mujeres y un amigo que tiene un personaje llamado Patricia Tamblay. Ella es la tercera. Me jacto de tener bellos y bellas amigos/as homosexuales que siempre han estado cerca de mí con su amor y su amistad. Nunca se me ocurriría preguntarle a alguien con quién se acuesta o qué sexo tienen las personas que ama, para amarlo como se merece.

En Chile todavía se festina y faranduliza el tema en los medios de comunicación de masas, pero el movimiento por la diversidad sexual está haciendo escuchar su voz y suelen salir a la calle a realizar manifestaciones. Creo que se está forjando un interesante germen de organización de chicas y chicos frente al tema.

Bueno amigo mío. Eso es lo que te puedo contar de mi pobre país. Como ves, "en todas partes se cuecen habas" como dice el dicho popular.

Sigue adelante en esa lucha: El mundo necesita aprender a convivir en la diversidad.Recibe todo mi cariño y un gran abrazo.

Bárbara


Bárbara Calderón (VER más sobre esta autora chilena: LA DÉCIMA TIENE NOMBRE DE MUJER) en http://contrapuntoenred.blogspot.com/

lunes 23 de junio de 2008

La diversidad sexual y los medios (7) NO PODEMOS ESPERAR AL AÑO QUE VIENE PARA RETOMAR EL ASUNTO

Una vez más felicito a Cedeño por su buen rendimiento periodístico. Sé que ganarás muchos nuevos lectores al atreverte a tratar estos temas de modo tan sincero.Estamos en un buen momento para aspirar a un cambioimprescindible con respecto a estos asuntos en la sociedad cubana y losmedios hacen mucha falta. La celebraciones del día 17 de mayo lodemuestran. Pero no podemos esperar al año que viene para retomar elasunto. Muchas veces somos víctimas de las campañas. Y el resto deltiempo nos comportamos (los medios) como hipócritas. No fuimos suficientemente honestos al abordar estos temas.Me pregunto si los medios cubanos están dispuestos a seguir cargando con ese peso encima. Hace poco publiqué una opinión en el foro del periódico Vanguardia y decía que,si bien este rotativo villaclareño asumió un espacio intercativo titulado"Amor entre hombres" no fue capaz de publicar nada sobre la celebracióndel Día de la Lucha Contra la Homofobia, aún cuando en Santa Clara, elCentro Cultural El Mejunje, elogiado por las más altas autoridades delpaís, llevó a cabo importantes actividades.No poseo estadísticas para asegurar esto, pero me temo que Vanguardia ignoró Santa Clara cuenta con una alta población gay. A pesar de todo, durante la celebración de mayoen la capital cobró gran resonancia la visita de dirigentes como elpresidente de la Asamblea Nacional, Ricardo Alarcón, cuyas declaracionesme parecen muy significativas. Y aquí viene una coletilla: El reportaje deNuria Cepero dejó mucho que desear. Se vistió con el ropaje de laprevención, que si bien es importante no hay por qué usarla para enmascarlo otro: la homosexualidad, y hasta incurrió en errores conceptuales.Ambos asuntos no tienen que ver.En cuanto al amor entre hombres -escribí para Vanguardia y conviene recordarlo aquí- que no hay dudas de que puede existir y la película deAng Lee exhibida por la Televisión Cubana el pasado 16 de mayo, sincortes, lo demuestra. El que hace caso omiso al amor, se lo pierde. Elmensaje es válido en cualquier circunstancia, el que no arriesga no tieneposibilidades de ganar.Ahora, habría que preocuparse por otras cosas. ¿Por qué cambiamos tanto de pareja? Será que no sabemos amar...Eso pudiera ser tema para otroespacio y reflexión y para analizar determinadas circunstancias en las quese desarrolla la sexualidad de muchos gays.Habría que hablar, por ejemplo, de sitios de encuentro, de las oscuridades que guardan las ciudades. ¿Por qué existen? ¿Será que para nosotros sólo basta el sexo o que la sociedad -con su exclusión- es responsable?Yo, por mi parte, desde la posición que tengo en un medio de difusión, en la radio, trabajaré para cambiar tales realidade

Adrián (SOBRE el autor en: http://convozpropiabril.blogspot.com/ )

24 de junio


La diversidad sexual y los medios (8) "FALTA POR ANDAR PARA CAMBIAR LA MENTALIDAD MACHISTA-FEMINISTA"


La diversidad sexual en Cuba se ha vuelto uno de los temas mayormente tratados, al menos de manera subliminal, en los medios de difusión , tanto masivos como individuales, según lo ve quien redacta estas líneas, el tema se refleja de manera subliminal, porque aun cuando cada vez tiene mayor peso en tramas de telenovelas, principalmente, películas, novelas de radio, etc., se mantiene predominantemente tratado desde un punto de vista heterosexual, por lo que desde el comienzo lo neutral en cuanto a la visión de la diversidad se pierde.

Para personas informadas y no precisamente gracias a la prensa escrita o audiovisual nacional, es evidente que dentro de la política gubernamental está el, y cito parte del programa de la Jornada Cubana por el Día Mundial contra la Homofobia realizada el pasado 17 de mayo, que llevó por nombre:“La diversidad es la norma``:


· Contribuir a la educación de toda la sociedad, con énfasis en la
familia, en el respeto del derecho a la libre y responsable orientación
sexual e identidad de género, como ejercicio de la equidad y la justicia
social.


Objetivos específicos:


· Sensibilizar a los diferentes grupos que conforman la población
cubana a fin de promover acciones educativas permanentes, a favor de la
aceptación y el respeto a la libre y responsable orientación sexual e
identidad de género.


· Promover las condiciones personales, familiares y sociales que
permitan el ejercicio pleno de los derechos sexuales de los hombres y
mujeres en sus diferentes contextos de actuación, sin exclusión por su
orientación sexual o identidad de género.


· Visualizar, combatir y superar toda forma de discriminación yviolencia por motivos de género, en especial, de los hombres y mujeres por
su orientación sexual o identidad de género.


· Promover las acciones y los resultados del trabajo institucional, político y gubernamental, de nuestro país, como parte del Programa Nacional de Educación Sexual, a favor del respeto a la dignidad plena de las personas homosexuales, bisexuales y transgéneros.


· Propiciar el respeto y la aceptación hacia las personas con VIH, con énfasis en los grupos más vulnerables.



No cabe dudas de que la labor que durante años viene ejerciendo el Centro Nacional de Educación Sexual ( CENESEX) y como vocera principal la compañera Mariela Castro Espín, directora del mismo, ha sido fundamental a la hora de evaluar lo que se ha ganado en cuanto a la divulgación del tema ¨Diversidad sexual y sociedad en Cuba¨; pero es mucho lo que falta por andar para lograr cambiar la mentalidad de una sociedad esencialmente machista-feminista, que lleva muy bien definido los estereotipados roles genéricos desde aun antes de nacer. Máxime si en los medios anteriormente expuestos la mayoría de las veces son esos estereotipos los que se difunden, ya sea el ¨gay¨ dedicado
totalmente a su abuelita, o el marido que es sorprendido ¨in fraganti¨ por su esposa, esto último utilizado ya en dos telenovelas, o el poco o somero toque de historias lésbicas, todo, sin profundizar en la individualidad del sujeto, en sus sentimientos y conflictos, y en caso de tocar estos puntos, sin lograr una definición de la conducta al final de la trama.


A nuestro entender la no aceptación social y legal de la diversidad sexual, puede ser, si no el mayor de los prejuicios y la más fehaciente de las discriminaciones que sufre parte de la sociedad cubana actual, es uno de los primeros en encabezar esas listas.


Creemos que se ha ganado en cuanto a la presencia del tema en los medios, sea con productos de factura nacional, o foránea, pero cabe preguntarnos si se tocan directamente y de manera protagónica, como lo hiciese la película, no por gusto clásica ya dentro de la filmografía mundial, ¨Fresa y Chocolate¨, las interioridades de la vida y la mente, de estos hombres y mujeres que, para no ser discriminados, en su gran mayoría viven evadiendo su yo, y si son lo suficientemente valientes como para reconocerse, deben de luchar cual quijotes contra molinos de vientos que van desde la familia, hasta el centro de trabajo y la sociedad en general.


Igual debemos de reconocer que en no pocas ocasiones son estos mismos hombres y mujeres los que tienen una visión errada y prejuiciada de su condición y la de los demás, al no interiorizar la diversidad sexual como un derecho, y sí como un error, sea genético, de dios, de la formación de los padres, del grupo de amigos o cualquier justificación que les ponga en un plano inferior al que es tomado por norma; es precisamente esta manera de pensar la que imposibilita el reconocimiento individual y da pie al convivir bajo una doble cara que generalmente también es censurada y trae consigo reproches, frustraciones, mentiras e infelicidad. Todo esto aparejado a conductas de marginales, que cual círculo vicioso solamente sirven para predisponer aún más contra esa aceptación.


Es por todo esto que el ser consecuente con uno mismo debe de ser la primera medida a realizar y ya vencido ese reto, se debe de seguir en la lucha para sacar una de las la espinas que hieren la isla .

Aymeé Aruca Machú


VER: La polémica completa en: http://lapolemicacontinua.blogspot.com/2008/06/en-pleno-desarrollo-la-diversidad.html






martes 24 de junio de 2008
La diversidad sexual y los medios (9) "NO TENÍA IDEA DE QUE EN CUBA HABÍAN AVANZADO TANTO CON EL TEMA...

DESDE ARGENTINA



el blog … es de una calidad " casi académica", pocas veces visto y leído en la web en castellano al menos.... por mi parte yo coincido casi plenamente con el articulo de la profesora , será porque siempre me sentí quien soy desde que recuerdo de mi , es decir desde los 5 ó 6 años...jamás tuve complejo alguno de ello, obviamente que no fue fácil incorporarse al mundo, desde mi padre para abajo la homofobia en las sociedad de la época en que era adolescente era muy fuerte….

Será porque a pesar de admitir ser homosexual, siempre mantuve parámetros externos muy masculinos, naturalmente, no forzados , desconfío de los "modelos" ,en realidad me parece que no es importante para la sociedad con quien goces , te enamores o te metas en la cama, no hace a tu funcionamiento en el engranaje, partiendo de la base que ningún heterosexual anda conun cartel colgado diciendo que le gusta hacer o dejar de hacer con su sexualidad, yo me siento igual a todos , con diferente objeto de deseo, y eso no le incumbe a nadie mas que a mi y al circulo que elija para compartirlo....


Será que siempre viví en ciudades muy grandes, Buenos Aires, Madrid, Miami, New York, donde lo individual se desdibuja....ahora que vivo en el interior de mi país en una ciudad muy pequeña para mi parámetro lo siento mas....la evolución sobre estos temas no es igual, aquí se admite al homosexual bien mariquita, lo que uds. llaman "pájara", si mal no recuerdo, o la travesti que merodea las rutas de acceso de la ciudad en busca de clientes, al estilo jinetera del malecón habanero....

Esos son cliches , rotulables, por consiguiente socialmente cuando el diferente esta identificado es mas fácil separar la paja del trigo, mi caso es distinto, dado que como te decía, soy uno mas, jamás quise hacer una bandera de mi gusto, no me parece necesario, vuelvo a decir que no lo oculto, todo el mundo lo sabe, mis familiares directos, padres , hermanos, empleados, clientes, etc...pero no estoy todo el día "dale que te pego" ,como dicen por España, con el tema, filtro bromas al respecto y hasta me tomo las libertades de decir cualquier comentario sobre un tío que este buenazo que pase por la calle, como hace cualquier heterosexual con cualquier tía que le parezca atractiva...


Aquí en Argentina, hubo un escritor gay ya fallecido, Oscar Hermes Villordo, que en una entrevista , un periodista peruano radicado en buenos aires, negro el ,llamado Hugo Guerrero Martinez al que apodan el peruano parlanchín, lepreguntó...(hace de este hecho mas de veinte años, lo aclaro para que veas desde cuando se habla del tema por estas latitudes)...porque eres así? el escritor le respondió...contra preguntándole....porque eres negro?....silencio.....el escritor retomo la palabra y le dice al periodista...no lo puedes cambiar, eres así, si lo asumes y lo vives plenamente, eres feliz, en tu cotidianeidad....a mi me pasa igual, le dijo, no puedo cambiar el color de mi piel.....por lo tanto soy feliz con ella, he aprendido a quererla, a respetarla y a través de ello, todos los demás hanaprendido a verla de esa manera....


bueno mi amigo esta charla ya parece bula papal....espero, algún día nos conozcamos...abrazos desde argentina....

Luis

VER: La polémica completa en: http://lapolemicacontinua.blogspot.com/2008/06/en-pleno-desarrollo-la-diversidad.html





25 de junio 2008





LA DIVERSIDAD SEXUAL Y LOS MEDIOS (10) No quiero justificaciones quiero en los medios de hoy aceptación...






Ser culto es el único modo de ser libre, sabias palabras de nuestro José Martí, polemizar es arte, conciencia social, seguridad verbal y libertad plena del hombre moderno, soy de la opinión de debemos ser cada día más inteligentes, más preparados y más cultos, mientras más recibamos el pan del conocimientos a través de la literatura y arte y todo los que nos rodea, seremos capaces no de tolerar a quienes somos parte de este mundo nuestro, sino que debemos ser capaces de mirar lo especial y categórico, para seguir defendiendo una idea, con una condición tan humana.Nuestros medios deben educar y promover con la mejor calidad posible la diversidad sexual, esta es una gran batalla que debemos seguir luchando los que desde nuestra tribuna mediática estamos seguros de seguir siendo fieles a la vida que es tan diversa como es la sexualidad humana,No quiero lástima... no entiendo al joven que se arrepiente después de haber sido visto por su esposa y el estar con otro de su mismo sexo (novela Polvo en el viento).No quiero justificaciones ,quiero en los medios de hoy aceptación y creencia de los que tenemos que asumir, con la verdad y la justeza de lo que somos.





Francis Castillo.25 de junio de 2008





........................





26 de junio de 2008





Cuando se obvien los arquetipos, otra será la historia…

Cedeño:

Vale y mucho el tema de la diversidad sexual, porque el sexo, hablándolo así, es básico para los seres humanos. Pero somos los humanos dueños de nuestras propias limitaciones y, por tanto, de lo que ocurre con el tema a nivel mediático.

Si partimos de los guionistas de radio y televisión, todavía se siguen construyendo personajes que se mantienen dentro de arquetipos que parecen imposibles de poner a un lado. A ello se suma la interpretación del actor, agregándole las mismas palabras, gestos, que se supone tienen las personas con una orientación sexual diferente a lo que se considera como norma: la heterosexualidad.

En este sentido la telenovela “La otra cara de la luna” llegó con una propuesta que para muchos resultó demasiado agresiva por los temas que trató. La pregunta es si lo hizo desde una perspectiva que verdaderamente buscaba un cambio hacia el drama de lo que es la sexualidad. Es como dice la colega Yolanda Molina y la escritora Ileana Rosabal, que todavía no se profundiza en la esencia humana de cada uno de los tipos y porque, digo yo, todavía hay que cambiar los pensamientos de quienes tenemos implicación en la elaboración de un producto audiovisual.

Los primeros que no debemos pedir permiso para hablar de diversidad sexual somos los escritores, que tenemos la suerte de dotar a un personaje de toda una psicología, de valores y de una historia que sea creíble, no para tratar de convencer a otros, sino –en primer lugar- para convencernos a nosotros mismos.

Si no puedes construir a un homosexual, no lo construyas, y no tomes como patrón al tipo “amanerado” porque hay reconocidos “HOMBRES” que también lo son, y son gente fina, educada y que pronuncian las eses. Cuando se obvien los arquetipos, otra será la historia.

“Polvo en el viento” es otro intento de nuestra televisión y dices que logra provocar al espectador, PERO…. sigo diciendo que hay que aprender a mirar los colores del mundo, con anteojos únicos que ven en quienes nos rodean su entrega como amigo, su amor y ese especial lazo que da la familia.

Maritza Mora Ochoa





maritza@rsiboney.icrt.cu













30 junio 2008/// LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS (12) “Todavía están explotando demasiado lo grotesco..."
Un bombardeo homosexual...?

… Vamos a partir del reconocimiento de que los medios son transmisores de cultura, transmisores de formas de ser y hacer, porque hace que se incorporen muchos patrones de conducta.

En este momento me parece que hay un “bombardeo homosexual”, que no hay equilibrio entre la propuesta que te están haciendo, entre lo heterosexual y la sexualidad homosexual. ¿Entonces de que diversidad me estás hablando?

Yo no veo tal diversidad, porque tú lo que me estás diciendo es que la homosexualidad es buena… y no es que sea mala. La homosexualidad no es buena ni mala, sencillamente es una variante, una alternativa; pero tú me estás diciendo que la homosexualidad es la buena práctica, es la práctica que debemos seguir y aceptar, tal vez no explícitamente, pero sí implícitamente; y si yo lo asumo como tal, entonces lo puedo incorporar perfectamente a mi sistema de regulación y hay una inducción de esta conducta sexual… ¿donde está el contrapeso?

¿Por cuantos spot que promueven la aceptación, (y si hablamos de que son medios de propagación de cultura, promueven la aceptación y el comportamiento homosexual…) podemos encontrar lo contrario, la aceptación y el comportamiento de conductas heterosexuales?

Estoy hablando de los spot de última creación, de los que están en el boom en estos momentos.

Amor entre mujeres

… Sobre el tema del lesbianismo, no es tanto que sea más rechazado que el masculino. Partimos de un principio conceptual: es homosexualismo igual, el masculino y el femenino. Unos le dicen un nombre peyorativo, y otros tal vez uno menos peyorativo, más considerado al sexo femenino.

Como condicionamiento de una sociedad machista, a los hombres los podemos tratar más duro que a las mujeres, aun cuando sean mujeres que se conduzcan supuestamente “como hombres”. Tal vez es que esté más reprimido por un enfoque de género.

Cuba sigue siendo esencialmente una sociedad machista y patriarcal, aún con todos los cambios propiciados por la Revolución, y por el propio desarrollo del mundo...

Partiendo de este mismo concepto, los hombres son más activos y de más fuerza en los cambios sociales, y “aunque yo sea homosexual” sigo siendo hombre y gozando de los privilegios de esa condición”; y “aunque yo sea lesbiana”, soy mujer y sigo sufriendo las carencias que se le atribuyen a mi sexo. Por eso la forma de expresión, no se acepta igual ni se maneja igual.

A mi no me parece que el lesbianismo sea considerado como más escandaloso, desde lo social, sino que es menos ostentoso públicamente. ¿Por cuántos homosexuales hombres que tú ves, que públicamente ostentan su condición de homosexual... se encuentran la misma cantidad de mujeres que lo hacen? Ellas están más tranquilas. Y entonces se hacen menos familiarizaciones, la gente se extraña… para los medios y para la sociedad son más “invisibles”.

Por una que se sienta con las piernas abiertas, se suba el pantalón, y se pone las manos entre las piernas… hay cincuenta que se ponen faldas, se arreglan, se maquillan… y son lesbianas.

La imagen en la televisión

Comencé hablando de los spot, porque me parece que es lo que más en crisis se encuentra.

En las novelas, yo veo un elemento un poco más favorable, por supuesto (es que el medio lo permite), profundizar en los aspectos sentimentales; pero definitivamente creo que todavía están explotando demasiado lo grotesco, que todavía están rozando lo increíble.

Mira, sobre la novela cubana (Polvo en el viento)… es increíble pensar en el personaje que, después que la mujer lo cogió con otro hombre, él quiera volver con ella como si no hubiera pasado nada, diciendo que fue “cosa de una noche”…

En nuestra sociedad y nuestra cultura, en mi experiencia clínica, jamás he visto ni le he escuchado a los demás algo semejante; ni lo he visto en mi experiencia humana… Me parece muy poco creíble, muy poco manejable… sí he visto, sin embargo, que una mujer que sospeche la condición sexual de su marido, pero no lo asegura, no lo confirma... y convive con eso.

Esto de “cortarse las venas” [declaración del personaje presumiblemente bisexual de esta novela, ante el abandono de su esposa] y hacer toda una historia histérica, histriónica, es muy desacertado. Es una promoción de patrones sexuales nocivos, ya que estamos viendo al homosexual que se empastilló por no aceptar su homosexualidad. Y no creo que una persona se empastille por su homosexualidad, si no que lo hace porque no sabe manejarla.

Si vamos a hacer un analogía, eso de la representación homosexual masculina con conductas femeninas, también estás dando un mensaje, que esas son cosas de mujeres, otro mensaje nocivo…

En el caso de la novela anterior (La cara oculta de la Luna), la historia trata de un hombre que después de una relación con su esposa de muchos años, la abandona por un hombre. No digo que no pueda suceder, pero no es la norma.

Un hombre que mantenga treinta o cuarenta años de una orientación sexual, y aún cuando cabe la posibilidad de que haya una tendencia latente, se enfrenta a esa tendencia y huye como el cristiano que vio el diablo, porque median todos esos años. Y menos con un homosexual escandaloso, porque si tal vez lo hubiesen manejado de manera más sutil y creíble… tal vez al estilo de la película Brokeback Mountain.

Un macho constructor con su mujer y su hijo… encontrarse con este homosexual expansivo y dejarlo todo atrás, eso es mentira…

Por eso creo que se están manejando personajes increíbles…

Carlos (sicólogo)





30 junio 2008

La DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS (13) “Si daño hace ignorar, más daña esquematizar o distorsionar cualquier patrón"
Un bombardeo heterosexual?

He seguido las opiniones con respecto a la representación dramática de un fenómeno universal y antiguo: la homosexualidad.

Aunque pudiéramos disertar acerca de los orígenes, las causas y otros aspectos; creo que me alejaría de la esencia y estaría en la misma posición de los que continúan viviendo en el temor, o peor, en el repudio.

Si bien es cierto que, de un tiempo a esta parte, la homosexualidad se ha vuelto tema recurrente en nuestra pantalla; también lo es el hecho de que cambiar la forma de pensar, aunque sea sólo para instar al respeto, requiere de persistencia.

Todo inicio de campaña, del tipo que fuere, se caracteriza por la presentación de todos los elementos necesarios, a fin de lograr el objetivo que se persigue.

Para esclarecer un poco más las ideas quisiera hacer referencia al último artículo que pude leer. Lo primero es la calificación de la campaña audiovisual de apoyo a la diversidad como un bombardeo homosexual.

Como único comentario al respecto, me surge una pregunta: ¿entonces todos estos años hemos vivido un bombardeo heterosexual? Todo el que desee puede comentar, para mí con que piensen en ello, basta.

En otra parte, el redactor admite que le es imposible ver la diversidad, en su lugar percibe una glorificación de la homosexualidad y la incitación no sólo a la anuencia sino a la práctica.

Establecer diferencias requiere de más de un elemento, conocimientos acerca de las características de esos elementos o fenómenos y ver más allá; buscar además las semejanzas, que siempre existen, aunque no parezca.

Sin pretender invadir una especialidad tan admirable y digna de respeto como la psicología, me resulta increíble pensar que los mensajes audiovisuales que apoyan la campaña, modifiquen la preferencia sexual de cualquier individuo. Quizás inste a los que permanecen aferrados al manto de la negación y el miedo; pero difícilmente lo haga con los que se han reafirmado como heterosexuales.

Es posible, además que el temor a lo diferente le impida a algunos llegar al final de los spot, donde se específica: Respeta la diferencia. Más claro, imposible.

Lo mismo sucede con los spot. No recuerdo que en los mensajes educativos para la prevención del VIH SIDA, aun cuando se identificaba a los hombres que tienen sexo con otros hombres, como el grupo de mayor incidencia en la transmisión de la enfermedad; se representara a este grupo ni mucho menos a dos mujeres.

Igualmente me resulta difícil entender el reclamo de spot que promuevan la aceptación y el comportamiento heterosexual, en una sociedad que por años ha sido eminentemente heterosexual y machista; donde solo se alentaban los patrones antes mencionados.

Todavía falta mucho por andar, sobre todo porque para que la diversidad sea la norma, hay que identificar, entender y respetar todo lo que hace al mundo diverso, tal vez de la misma forma en que lo hacemos con la naturaleza.

Lo que no ve la TV

Un buen amigo siempre dice, en encuentros casi literarios, y quizás como preámbulo para sus fantásticas creaciones; que la realidad supera la ficción. Tal vez por eso y por experiencia, poco queda que pueda sorprender a este redactor.

Sobre el tema de la concepción de los personajes homosexuales en los espacios dramatizados, (Los otros no se ajustan al tema, pero bien se merecen un aparte) sólo me surgen interrogantes.

¿En algún momento aparecerá en pantalla una trama lésbica? ¿Podrán verse representados acaso los gay de modestos recursos? ¿Habrá espacio para los que, sin descuidar sus intereses filiales y su atención a las amistades, se dediquen a la resolución de sus propios conflictos?

Si bien se ha podido apreciar un marcado interés en los medios por representar la cotidianidad, también es cierto que se obvian o, peor, se simplifican temas, que por su incidencia social, ameritan un tratamiento más ético y sutil.

Podría agregarse creíble, que se ajusta a lo que necesitan ser la mayoría de los personajes en nuestros dramatizados; sobre todo en el apartado de Telenovela.

La perfección es imposible, y quizás sea este un aspecto a tener en cuenta a la hora de crear un personaje con una preferencia sexual homo, sin especificar si es hombre o mujer.

En nuestras pantallas los patrones están establecidos: el gay es “buena gente”, como valoró Keila, en la telenovela de turno, a su paciente y confesor (gay): cuentapropista, con una situación económica que aparentemente está por encima del promedio; dedicado al cuidado de su anciana abuela y, tras el deceso de la venerable anciana, al de la doctora del consultorio médico.

En el lado opuesto está el gay confundido que, durante los capítulos que tenga el dramatizado, no sabe si lo es y que al final de la misma… tampoco. Por supuesto en esta búsqueda arrasa con todo a su paso, léase: trabajo, familia, relaciones interpersonales.

En tal sentido la moraleja es mejor calificarla como lamentable, ya que semejante situación hace a los gay sinónimo de holocausto.

Del tema lésbico debo admitir que nada puedo alegar, ya que al igual que en Inglaterra, (donde por decreto ley no existía la homosexualidad femenina) en nuestro país no existen lesbianas. O simplemente los escritores al igual que yo no saben que exponer.

Nadie dice que sea sencillo y se comprende que para caracterizar hay que conocer o interactuar con el fenómeno en cuestión, pero pienso que si daño hace ignorar, más daña distorsionar o esquematizar cualquier patrón.

No creo que se trate de vender una opción sexual, más bien es un llamado a la consideración, a la convivencia, a la tolerancia, al respeto.

Alexander Rodríguez





30 de junio 2008

LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS (14) “Los valores no tienen nada que ver con los órganos sexuales ni con la orientación…”






Esta es una batalla de los medios, especialmente la prensa. Hay obras muy interesantes como el libro Tengo miedo torero, del chileno Pedro Lemebel [vendido en la última Feria del Libro] que rompe lanzas contra los tabúes que siempre han rodeado la homosexualidad con esa aureola de vicio, rtesultado de nuestra cultura judaico-cristiana.

Ahora en la televisión cubana, por ejemplo en la novela La otra cara de la Luna, el personaje que interpretó Armando Tomey se quedó a medias, no tuvo la gama de valores que se pueden tratar en ese sentido.

Ahora tenemos una nueva novela (Polvo en el viento) y tenemos al esposo de Keila [al que la esposa sorprende con otro hombre en la cama… y luego él intenta lograr nueva aceptación por parte de ella, diciendo que fue una sola noche…]. Este último está un poco manejado muy ambiguo. No es como el personaje que está desarrollando Jorgito Martínez [un homosexual más maduro, artesano que ha cuidó mucho tiempo a su abuela] Es un personaje más convincente que le está agradando al público. De todas maneras, también es un poco superficial porque no profundiza en los sentimientos, en lo que piensa.

En el caso del cine, es más abierta la situación. Con Fresa y Chocolate se ha abierto una nueva era. Sin embargo en otros filmes ha sido una poco caricaturesca como La Noche de Constantinopla que caricaturiza a los travestis.

En mi opinión, los medios necesitan estar yendo hacia las personas, sus conflictos internos, los tipos de crianza, los problemas de rechazo, tabúes, prejuicios de la sociedad… y como se puede ir insertando esto de manera que se vaya educando de que las diferencias sexuales no priman dentro de la calidad del ser humano.

Creo que los spot debían ser más inteligentes, aunque lo que se hace es loable, pero algunos tal vez están muy recargados.

Se necesitan spots que llamen más a la reflexión. No es poner una cosa de que la orientación sexual es permisible, sino poner porqué son así, porqué aceptarlos, porque nuestra sociedad socialista, más humanitaria que el resto, debe asumir el rol educativo de que todo el mundo tiene valores, y eso no tiene nada que ver con los órganos sexuales ni con la orientación sexual de una person





Juan Enrique Saavedra (Director radial y escritor)





martes 1 de julio de 2008
LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS (15) La radio está rezagada en presentar una estrategia coherente

A mi juicio se están dando pasos en la televisión para darle tratamiento a la diversidad sexual, ahora veamos cómo lo harán nuestros guionistas y realizadores en general.

Sí me preocupa que sólo sea televisión la encargado de ello, pues la radio aún está rezagada en presentar una estrategia coherente y efectiva; aunque en Alegrías de sobremesa, programa humorístico de Radio Progreso sí se hace, lástima que sólo sea para hacer reír con las ocurrencias de un gay.

Es necesario cambiar el enfoque de que los homosexuales sean los que se deben ir del país por las consecuencias de una sociedad intolerante y machista (Fresa y chocolate) o los que tengan que arruinarle la vida a una familia con una terrible enfermedad como el VIH- SIDA, me refiero a la novela La cara oculta de la luna.

Este enfoque solo acentúa la intolerancia y el rechazo, aunque tengan propósitos muy claros en la obra. Falta mucho por hacer, los medios tienen la misión. Felicidades por tu página, qué bueno saber que existen personas como tú que piensan, polemizan, crean.

Yovanis







Juan Enrique Saavedra (director radial y escritor)





martes 1 de julio de 2008
LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS (15) La radio está rezagada en presentar una estrategia coherente

A mi juicio se están dando pasos en la televisión para darle tratamiento a la diversidad sexual, ahora veamos cómo lo harán nuestros guionistas y realizadores en general.

Sí me preocupa que sólo sea televisión la encargado de ello, pues la radio aún está rezagada en presentar una estrategia coherente y efectiva; aunque en Alegrías de sobremesa, programa humorístico de Radio Progreso sí se hace, lástima que sólo sea para hacer reír con las ocurrencias de un gay.

Es necesario cambiar el enfoque de que los homosexuales sean los que se deben ir del país por las consecuencias de una sociedad intolerante y machista (Fresa y chocolate) o los que tengan que arruinarle la vida a una familia con una terrible enfermedad como el VIH- SIDA, me refiero a la novela La cara oculta de la luna.

Este enfoque solo acentúa la intolerancia y el rechazo, aunque tengan propósitos muy claros en la obra. Falta mucho por hacer, los medios tienen la misión. Felicidades por tu página, qué bueno saber que existen personas como tú que piensan, polemizan, crean.

Yovanis


2 de julio 2008

LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS (16) “La sociedad aún no está lo suficientemente preparada para enfrentar estos temas a piel descubierta…”

Te diré que soy médico y que vivo en Ciudad de La Habana, que pudiera decirte que el tema de la diversidad sexual en si es un tema polémico en cualquier contexto, que si es en cuanto a la misma insertada en los medios es mas aún, porque me atrevo a decirte…

Esto pues a través de la historia, el tema sexualidad ha estado privado, oculto; que los prejuicios sociales que a través de los años, han estado lacerando el desarrollo social, han causado mucho daño en el pensamiento social dando paso a los malos conceptos acerca de la bisexualidad, la transexualidad, e incluso, mucho de los temas acerca de la moral y la decencia en las relaciones heterosexuales.

Los medios de difusión juegan como todo el mundo sabe un papel importante y decisivo en el pensamiento social sirviendo para educar y hacer pensar en diversos temas sociales, culturales etc, pero en el tema sexualidad siempre ha existido un abismal solapamiento de la información, un recelo y una censura para nadie secreta de estos temas acerca de la diversidad sexual…

Claro está, la sociedad aún no está lo suficientemente preparada para enfrentar estos temas a piel descubierta, y lejos de atiborrar de información a las personas, se necesita un tránsito educativo inteligente desde una óptica adecuada que no genere reacciones sobreexageradas, ni se piense que se a tomado como tema esto, pues el cubano es algo exagerado como sabemos y va de lo sublime a lo ridículo.

Rafael
miércoles 2 de julio de 2008

LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS (17) “No es cosa de elegir o preferir… el deseo no es una langosta termidor, sino una fuerza de la naturaleza"

Hola Cedeño:

Chico, que leí tu blog lapolemicacontinua.blogspot.com, y me asombra la expresión de una persona que habla de "esa elección", de que "si alguna de mis hijas llegara a hacer esa elección", hablando del lesbianismo… Bueno, es que eso no se escoge. No es una ELECCIÓN. Como tampoco se escoge ser heterosexual, o rubio, o tener los ojos pardos….

Se es, y ya.

Como decía Lezama, "yo no escojo mis zapatos en una vidriera". Parece una bobería, pero los términos hay que precisarlos, las palabras tienen su carga conceptual.

Tampoco es una PREFERENCIA que una CONDICIÓN sexual, pues lo que se ELIGE o PREFIERE podría cambiar, o haber sido de otro modo, o ser bien preferido o mal preferido. Y ese no es el caso. Nadie prefiere, o elige a otra persona; sencillamente la ama, sea como sea.

Elegir o preferir, hablando de la tendencia sexual me lleva a esa creencia -que a mi me huele a represión e hipocresía-, de alejar a los niños lo más que se pueda de cualquier homosexual, e incluso de satanizarlo lo más posible, para que "el inocente no vaya a salir así".

No, Cedeño, a esa persona hay que explicarle que no es cosa de elegir o preferir, que no hubo una buena o mala elección, que el deseo carnal no es una langosta termidor, ni unas ancas de rana, sino una fuerza de la naturaleza. Pura y simple.

Gracias por esta oportunidad de compartir palabras. 1 abrazo

Antonio
.........................
viernes 4 de julio de 2008
LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS (18) "Las personas “diversas” forman parte del mismo conglomerado que los demás: La Humanidad"

Sigo con la polémica de la diversidad.... Todo, o casi todo lo que leo está muy bien, uno muy de acuerdo, claro, pero te confieso que -con muchísimo respeto- me preocupa que un tema tan sumamente álgido y peligroso -y pongo esa palabra porque es la que viene bien- de momento.....

Pues si dentro de esos medios de difusión se te "descubría" ALGO, o eras amigo de ALGUIEN, o te cogían sentado, o mirando, o agarrando un vaso, de CIERTA manera, o andando con CIERTO TIPO DE GENTE, te buscabas un lío muy serio, muy muy serio.

Incluso, hoy día hay personas "políticamente correctas" que se tragan en público al gay, pero en privado le impiden ocupar cierto cargo (por ejemplo), le ponen trabas, "se la ponen difícil", para que el tipo o la tipa se desanimen y desistan, o se vayan.

Y de pronto, como dice la canción "todo se derrumbó" y, como dice otra canción, se perdió "como una ola". Todo. Se perdió todo, se diluyó, se fue, no existe. Es como si jamás en la vida hubiese sucedido nada, Y yo me digo.... ¿eso es creíble?

Si, ya sé que todo el mundo tiene derecho a cambiar, a mejorar, etc. Verdad. Todo puede mejorar; eso sí, no resulta creíble que TAN DE PRONTO, TODO MEJORE A LA VEZ. No digo que sea imposible, pero es poco creíble.

Para que las escamas del pez se convirtieran en las plumas del ave, debieron pasar millones de años de condiciones favorables en esa misma dirección. No fue de pronto.

Por eso, con todo respeto, desconfío de este momentáneo entusiasmo que se vive, a favor de la "causa" gay.

La diversidad no es solamente la del ejercicio sexual, sino TODA diversidad. Que merece respeto, se participe o no de ella. Que las personas "diversas", de hecho forman parte del mismo conglomerado de los demás: la Humanidad. Que todos somos la Humanidad. Y no hay unos que QUÉ BUENO, que SI, otros que ESTÁ BIEN, otros que NO TANTO, otros de NO, y otros que DECIDIDAMENTE NO.

Y ya, hasta otro momento. Que el silencio es oro, como dicen los chinos.

Antonio

LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS (19) “Martí dijo que los hombres van en dos bandos: los que aman y funden, y los que odian y deshacen. Uno tiene que saber muy bien de que bando ponerse”

Gracias Antonio, por tus opiniones, por partida doble…
(VER:
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/07/la-diversidad-sexual-y-los-medios-18.html)

La memoria es muy importante en la vida, pobre de aquel que la pierda, ¡POBRE!. Es cierto que hay mucho por vencer aún, más de lo que uno se imagina, en Cuba y en otros lugares también, Y muy cierto que hay simuladores, que hay fachadas, y que contra ellos hay que seguir luchando, y pese a ellos...pero creo que se viven tiempos de mayor amplitud y comprensión, afortunadamente.

EL CENESEX tiene una labor loable, es una luz que se irradia, y lo más importante es que ha logrado es tener voz, LA OTRA VOZ, y que el tema de la homosexualidad, de la transexualidad, la bisexualidad, la diversidad en fin, ha dejado de ser invisible y eso es muy importante, no importa la diversidad de criterios y los oponentes.

Claro, el CENESEX sólo no puede. Quién lo ignora?

Las batallas de la mente son largas y constantes, y por eso los medios masivos han de acompañar esta idea, estas reflexiones, este camino; no como campaña, sino como estrategia, que no se cambia de un día para otro.

Mucho tiempo de machismo acendrado (mucho aún) y de pensamiento monolítico en el sentido sexual. Esa es la idea de esta polémica: ayudar, repensar, proponer... para que ese propósito de que “la diversidad sea la norma”, no sea un lema de un grupito, mera palabrería en la que envolverse.

He escrito alguna vez que el pasado es un adelanto del futuro, mas no en el sentido del pesimismo, sino en el sentido de que hay que mirar, hay que reflexionar sobre él, para que los errores que se cometieron otrora, no vuelvan a aflorar. Y para que no afloren hay que trabajar, hay que mostrar, hay que pensar y hay que HACER, por encima de las desconfianzas, de los pesimismos y aún de las experiencias.

Por suerte, todas las experiencias no son iguales −por la edad, por las diferentes maneras de actuar, por las circunstancias−; pero eso no es lo más importante. Entre todos hay que mover las ideas, y eso necesariamente, implica también mirar al pasado, ya dije como opino debería ser esa mirada.

Alguien me dijo después de la intervención de Eusebio Leal en el 7. Congreso de la UNEAC que se había dejado atrás de una vez y por todas, aquella estela maldita de los setenta que tantas heridas abrió. Es más, creo que sus ideas son el corolario del pensamiento más avanzado en la Cuba de hoy.

(VER Eusebio Leal: “Que no digan nunca m´ñas: Ahí va un homosexual… un maricón” EN
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/04/eusebio-leal-oracin-por-la-diversidad.html )

No suelo ser escéptico, pero sí un observador atento. Hay acciones, por ejemplo: la celebración de una boda lésbica en el CENESEX (no importa que fuera todavía simbólica), la celebración pública y la participación de los medios en el Día Mundial contra la Homofobia, la aprobación de las operaciones para el cambio de sexo en Cuba…. Es una pena que algunas no se divulguen más…

A mi entender, son estas y otras, las acciones visibles de una estrategia −y si ando en lo cierto, y no son “islas” ni “momentos”−, tales acciones cobran entonces un carácter muy importante, más allá de los hechos por sí mismos, de los días y las jornadas.

Insisto, el tiempo es siempre el que tiene la palabra. Si algunos cambios parecen obra de catalizadores, creo que había mucho por debajo, mucha ansia contenida desde hace tiempo, muchos coágulos… Tal vez de allí provenga, la rapidez.

Vuelvo a los medios. Dadas sus posibilidades de alcance y su elaboración artística (que en esta polémica ha sido muy vapuleada en algunos casos), dadas las aristas del tema y las múltiples interpretaciones, dado los precedentes… los medios tienen un aporte que hacer, un deber que cumplir. Y han de detenerse en ello, para no permitirse extravíos, o corregirlos, donde los haya.

Creo que en los medios falta mucha ASESORÍA, falta COHERENCIA, y falta ARTE, aunque hay esfuerzos, que todo NO caiga en el mismo saco. He visto, por ejemplo, interesantes programas de reflexión sobre el tema, aunque no haya concordancia en el ciento por ciento… ¿y dónde la hay?

En general, hay que ir de la tolerancia y la comprensión, a la aceptación sin reticencias y al derecho. Eso, en los medios, y fuera de él, en esa relación estrecha que debe haber entre los medios y sus realidades circundantes.

Sé que el camino no es fácil, Antonio, ni corto; sé que hay que desbrozar bosque, mucho bosque; pero un empujón de todos, lo hará más creíble, lo hará posible.

Martí dijo que “los hombres van en dos bandos: los que aman y funden, y los que odian y deshacen”. Uno tiene que saber muy bien de que bando ponerse.

Reinaldo Cedeño Pineda

LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS (20) “¿Cómo es posible que nuestra sociedad no esté preparada para entender estos procesos?”

"Nuestros medios deben realizar una estrategia de comunicación de manera coherente, gradual y bien pensada, para que no hayan alteraciones ni incomprensiones.

Ahora, cuándo nuestra sociedad estará preparada para aceptar, tolerar, AMAR, al ser humano que decide VIVIR su vida, su sexualidad "diferente". A mi mente vienen las palabras sabias, contundentes, del escritor Antón Arrufat en el Programa “Diálogo Abierto”, a propósito del Día Mundial contra la Homofobia cuando planteó que su familia a inicios de la Revolución no estaba preparada para ese proceso y tuvo que aceptarla.

Entonces, si decimos y nos enorgullecemos de ser uno de los países más preparados y en vísperas de ser uno de los más cultos del mundo… ¿cómo es posible que su sociedad no esté preparada para entender estos procesos?

Yovanis

NOTA:

Este trabajo es la respuesta al N. 16: “Nuestra sociedad aún no está preparada para enfrentar estos temas a piel descubierta”. VER en:
http://laislaylaespina.blogspot.com/2008/07/la-diversidad-sexual-y-los-medios-16-la.html )



LA DIVERSIDAD SEXUAL y LOS MEDIOS (21) "La diversidad sexual tiene implícito la diversidad de pensamiento"

He leído algunas opiniones sobre el tema, creo que como usted me he dado cuenta de la diversidad de pensamiento, sobre este tema, por tal motivo pienso que la diversidad sexual tiene implícito dentro de otros conceptos: la diversidad de pensamiento. No es pensar solamente en las distintas formas de relación sexual que estudiamos en la escuela, es pensar en toda la diversidad de pensamiento y opiniones de los seres sociales que conforman nuestro país en cuanto a este tema. Me doy cuenta que ningún grupo social dará la misma opinión sobre este tema.

Ahora para analizar me despojaré del látigo de la homofobia que me golpea día a día sobre mi cuero, que me degenera cada día. Saldré de mi prejuicio y trataré de tomar diferentes formas de pensamiento para darle mi opinión.

El rodar en los medios audiovisuales una serie gay tal y como se vive o se vivió, no es el problema, sino el mensaje de la misma… que llegue a todo ser social, que la moraleja pueda entrar dentro del mundo de todos. Por ejemplo, la película Fresa y chocolate que en su momento tocó a cada puerta y jugó su papel, llegó el mensaje… las opiniones fueron diversas. Cierto que un tema jamás tocado o poco tocado, con sólo pinchar desprende grandes opiniones y pone a reflexionar…

Hace unos días leí un libro, Príapos de Daniel Chavarría. Dentro del mismo, narra una relación de amistad de un heterosexual machista y un homosexual… ¿cuánta diversidad de pensamiento no trae este tema?.

La Biblia, el gran libro universal, el más leído no narra pasajes de relaciones homosexuales entre los primeros habitantes. Esto no ha generado desde la aparición del libro, diversidad de pensamiento y opiniones par condenar o negar que existió en la tierra sagrada.

En resumen amigo mío, creo que rodar en los medios como deberá ser o como es la vida de la sociedades en cuanto a la diversidad sexual, ayudaría pero no resolvería el gran problema de la homofobia que se tiene en nuestro país.

Creo que es el objetivo de su polémica ayudar con los medios audiovisuales a que la sociedad comprenda la diversidad sexual que la respete… ¿cree usted amigo, que cambiarían o educarían las mentes?

Muchos dicen "jamás podré aceptar ese comportamiento", otros… "está de moda ser homosexual y has caído en el fango… ser homosexual es lo último del ser social". Hay madre que dicen "prefiero un ladrón, un asesino que no homosexual"… y así millones.

¿Cree usted que se podrá sólo con medios audiovisuales, con educar?... ¿Cuánto tiempo nos llevaría? ¿Seguiremos entonces padeciendo el látigo de la sociedad cubana a no ser que el ángel de Diego nos sonría?

Sólo compare cuanto tiempo no tenemos desde que se comenzó en Cuba la lucha contra la discriminación social contra el negro… y todavía ¿usted no ve casos de racismo en nuestro país?

Ahora le digo amigo mío, contra la homofobia se puede luchar; pero cómo, si los homosexuales que son la víctima son más homofóbicos que los heterosexuales. ¿Podrá usted limpiar mi casa, si tiene la suya sucia?

Si dentro del grupo de homosexuales se erradica la homofobia, entonces si ganaremos esa pelea. El pensamiento iría recto por el camino ascendente de la claridad.

Me paro aquí por que tengo hace años esta duda: CENESEX, Centro Nacional de Educación Sexual, reconocido internacional mente y con prestigio, su principal objetivo es educar al pueblo sobre la diversidad sexual. Ellos saben que existe en Cuba la homofobia a escala graduales…. Ahora, si la homofobia es un tipo de discriminación, eso es racismo y eso está penado en la Constitución de la República… o para el pensamiento de los cubanos, ¿la homofobia no es racismo?

Creo amigo mío que haría falta leyes específicas que eliminen de raíz la homofobia y que ayuden a dormir en un poco de paz a los que el Ángel de Diego no le sonríe, o quieren tener alejados de ellos.

Termino sólo con esto. En estas condiciones de vida de un grupo social cubano (homosexuales, transexuales y travestis) que para vivir casi tienen que vivir escondidos o marginados.

Estamos dentro de una sociedad socialista donde todos los seres sociales tenemos los mismos derechos y deberes, ¿o este grupo social no forma parte de los seres sociales?

Miguel
.....................................
DERRIBEMOS LAS TAPIAS DE LA CIUDAD SUBTERRÁNEA

Adrián Quintero Marrero dijo...

Nuevamente me intereso por estos temas y espero que me permitas publicar como comentario una entrada aparecida en mi blog bajo el título "La ciudad subterránea. Sexualidad en las márgenes":

La cerveza fluye por las venas. La euforia provocada por el baile propaga la alegría. En áreas próximas al estadio Augusto César Sandino, las cinturas se contorsionan al compás de Arnaldo y su Talismán. Hay carnaval en Santa Clara. Pero Ellos están distantes. También disfrutan la furia de decibeles, pero se concentran al final de la calle San Miguel, cerca del principal acceso al estadio; a pesar de que el área se ha transformado bastante en los últimos meses. Una cerca limita al acceso a buena parte del parqueo usado ahora como almacén para las obras de un parque de diversiones que motivó, incluso, el cierre de la Calle Segunda.

Allí no hay oferta gastronómica alguna. No se montaron carpas como en años anteriores… Es preciso caminar aproximadamente cien metros para conseguir la “fría”. Pero esta, por obra y gracia de quienes así lo han querido, sigue siendo el área gay durante las fiestas populares. Y ni siquiera es la única. Más lejos aún, cerca del mercado agropecuario de Buen Viaje, al amparo de algunos árboles y de la maleza, otros, o Ellos mismos, disfrutan del carnaval; pero la música no tiene tanto protagonismo. La vegetación permite reservarse un espacio íntimo para dos, quizá también tres o cuatro. También es posible chocar con escenas típicamente almodovarianas o pornográficas en el trillo principal, o bajo los mangos de la entrada. ¿Liberación sexual o desparpajo? Lo oscuridad desinhibe más que la cerveza.

Hay algo común entre ambas áreas: pertenecen a las márgenes, no forman parte del programa de carnaval anunciado por la radio y la televisión locales. Mas, una parte del público alterna su carnaval entre los sitios “oficiales” y los de la penumbra. Los más arriesgados, algunos cientos tal vez, terminan en la oscuridad total; allí donde sí es absolutamente cierto que el sida no tiene rostro, donde los hurtos y asaltos también tienen terreno fértil. Pero esta noche al menos, no ha pasado nada. No ha corrido la sangre, si acaso el semen.

Lo que narro no es ficción, no fue ideado por un autor de best seller tropicales. Mis preguntas no vienen de “afuera”, emanan de tierra adentro, del suelo al que me abrazo y por el que doy la vida. ¿Hasta cuándo existirán tan lúgubres sitios de encuentro? ¿Deberá nuestra sociedad promover otros más sofisticados al estilo de europeo? ¿Saunas, playas, bares y discotecas? ¿Por qué subsiste la homosexualidad de las márgenes en una ciudad donde hay espacios inclusivos como El Mejunje? ¿Qué nos falta justo en el momento en que más se preocupan los cubanos por tales asuntos? Probablemente seguir hablando del tema. Preocuparnos más, ocuparnos mejor. Fomentar el surgimiento de espacios para la reflexión y también, ¿por qué no?, para el esparcimiento. Mucho más que Mejunjes.

Concuerdo con quienes piensan que cualquier asociación avala la exclusión, impone fronteras. Pero, de todas formas, los muros existen y derribarlos lleva mucho tiempo. Mientras tanto, qué podemos hacer. La realidad, casi siempre es más cruel que la voluntad de los hombres buenos, impone sus propias reglas. Las calles de Santa Clara se iluminan, pero en el carnaval siguen existiendo áreas de penumbra y oscuridad.

Las cosas cambiarán el día en que el parque Vidal definitivamente sea propicio para que dos hombres o dos mujeres (dos, que no estoy promoviendo la sexualidad en grupo) caminen tomados de la mano, o se abracen en la multitud. El día el que es casado, o el que ocupa un cargo importante suelte las amarras y se muestre tal como es.

¡Y cuánto debemos hacer los medios para que ese futuro se torne menos inalcanzable! Pero, ¿debemos incentivar mensajes donde se diga ingenuamente que ser gay no es malo? ¿O debemos saturar a los espectadores con mensajes donde se exprese que la homosexualidad es como el carnaval? Allá Buena Fe si espera que ser gay se convierta en una moda. Ni una cosa ni la otra. Por otra parte también es común que aprovechemos el tema del sida para esconder mensajes a favor de la tolerancia hacia los homosexuales. Una cosa no tiene por qué estar relacionada con la otra.

Precisamos de un arsenal de recursos que aún los comunicadores cubanos desconocemos, o usamos poco, para llegar al alma de la gente. Por supuesto que mientras las telenovelas muestren al homosexual como un destructor de matrimonios, o como el amigo bueno asexual e incapaz de matar a una mosca, retrocederemos un paso. Pero habrá que seguir avanzando. A fin de cuentas, las telenovelas son sólo un elemento entre los productos de los medios. Ahora considero la enorme repercusión que tienen los informativos, la prensa.
¿Cuánto espacio le han dedicado los grandes informativos de Cuba a las declaraciones de Mariela Castro Espín de los últimos meses que sí figuran en sitios de agencias y periódicos extranjeros? ¿Cómo es posible tal miopía (in)comunicativa? ¿Por qué no se publica nada sobre la resolución del Ministerio de Salud Pública que apoya las intervenciones quirúrgicas a los trasngéneros. ¿Será que la cobertura del asunto afecta en algo el prestigio internacional de Cuba? ¿Acaso no es esta una noble conquista de nuestra sociedad. La patria, ya lo proclamó Martí, la hacemos “con todos y para el bien de todos”. Revolución, Fidel lo afirmó, es cambiar todo lo que debe ser cambiado. Entonces, para que todos podamos mostrarnos a la luz del sol tal como somos, habrá que cambiar mentes y corazones. Ser más revolucionarios que nunca.

No podemos esperar a una campaña por el Día de Orgullo Gay el 17 de mayo de dos mil nueve. Los que trabajamos en los medios debemos hacer algo ya. Tiene que haber carnaval para todos Sin riesgos, ni temores, ni silencio, ni oscuridad. Derribemos las tapias de la ciudad subterránea.

30 de julio de 2008

2 comentarios:

Adrián Quintero Marrero dijo...

Nuevamente me intereso por estos temas y espero que me permitas publicar como comentario una entrada aparecida en mi blog bajo el título "La ciudad subterránea. Sexualidad en las márgenes":
La cerveza fluye por las venas. La euforia provocada por el baile propaga la alegría. En áreas próximas al estadio Augusto César Sandino, las cinturas se contorsionan al compás de Arnaldo y su Talismán. Hay carnaval en Santa Clara. Pero Ellos están distantes. También disfrutan la furia de decibeles, pero se concentran al final de la calle San Miguel, cerca del principal acceso al estadio; a pesar de que el área se ha transformado bastante en los últimos meses. Una cerca limita al acceso a buena parte del parqueo usado ahora como almacén para las obras de un parque de diversiones que motivó, incluso, el cierre de la Calle Segunda.

Allí no hay oferta gastronómica alguna. No se montaron carpas como en años anteriores…Es preciso caminar aproximadamente cien metros para conseguir la “fría”. Pero esta, por obra y gracia de quienes así lo han querido, sigue siendo el área gay durante las fiestas populares. Y ni siquiera es la única. Más lejos aún, cerca del mercado agropecuario de Buen Viaje, al amparo de algunos árboles y de la maleza, otros, o Ellos mismos, disfrutan del carnaval; pero la música no tiene tanto protagonismo. La vegetación permite reservarse un espacio íntimo para dos, quizá también tres o cuatro. También es posible chocar con escenas típicamente almodovarianas o pornográficas en el trillo principal, o bajo los mangos de la entrada. ¿Liberación sexual o desparpajo? Lo oscuridad desinhibe más que la cerveza.

Hay algo común entre ambas áreas: pertenecen a las márgenes, no forman parte del programa de carnaval anunciado por la radio y la televisión locales. Mas, una parte del público alterna su carnaval entre los sitios “oficiales” y los de la penumbra. Los más arriesgados, algunos cientos tal vez, terminan en la oscuridad total; allí donde sí es absolutamente cierto que el sida no tiene rostro, donde los hurtos y asaltos también tienen terreno fértil. Pero esta noche al menos, no ha pasado nada. No ha corrido la sangre, si acaso el semen.

Lo que narro no es ficción, no fue ideado por un autor de best seller tropicales. Mis preguntas no vienen de “afuera”, emanan de tierra adentro, del suelo al que me abrazo y por el que doy la vida. ¿Hasta cuándo existirán tan lúgubres sitios de encuentro? ¿Deberá nuestra sociedad promover otros más sofisticados al estilo de europeo? ¿Saunas, playas, bares y discotecas? ¿Por qué subsiste la homosexualidad de las márgenes en una ciudad donde hay espacios inclusivos como El Mejunje? ¿Qué nos falta justo en el momento en que más se preocupan los cubanos por tales asuntos? Probablemente seguir hablando del tema. Preocuparnos más, ocuparnos mejor. Fomentar el surgimiento de espacios para la reflexión y también, ¿por qué no?, para el esparcimiento. Mucho más que Mejunjes.

Concuerdo con quienes piensan que cualquier asociación avala la exclusión, impone fronteras. Pero, de todas formas, los muros existen y derribarlos lleva mucho tiempo. Mientras tanto, qué podemos hacer. La realidad, casi siempre es más cruel que la voluntad de los hombres buenos, impone sus propias reglas. Las calles de Santa Clara se iluminan, pero en el carnaval siguen existiendo áreas de penumbra y oscuridad.

Las cosas cambiarán el día en que el parque Vidal definitivamente sea propicio para que dos hombres o dos mujeres (dos, que no estoy promoviendo la sexualidad en grupo) caminen tomados de la mano, o se abracen en la multitud. El día el que es casado, o el que ocupa un cargo importante suelte las amarras y se muestre tal como es.

¡Y cuánto debemos hacer los medios para que ese futuro se torne menos inalcanzable! Pero, ¿debemos incentivar mensajes donde se diga ingenuamente que ser gay no es malo? ¿O debemos saturar a los espectadores con mensajes donde se exprese que la homosexualidad es como el carnaval? Allá Buena Fe si espera que ser gay se convierta en una moda. Ni una cosa ni la otra. Por otra parte también es común que aprovechemos el tema del sida para esconder mensajes a favor de la tolerancia hacia los homosexuales. Una cosa no tiene por qué estar relacionada con la otra.

Precisamos de un arsenal de recursos que aún los comunicadores cubanos desconocemos, o usamos poco, para llegar al alma de la gente. Por supuesto que mientras las telenovelas muestren al homosexual como un destructor de matrimonios, o como el amigo bueno asexual e incapaz de matar a una mosca, retrocederemos un paso. Pero habrá que seguir avanzando. A fin de cuentas, las telenovelas son sólo un elemento entre los productos de los medios. Ahora considero la enorme repercusión que tienen los informativos, la prensa. ¿Cuánto espacio le han dedicado los grandes informativos de Cuba a las declaraciones de Mariela Castro Espín de los últimos meses que sí figuran en sitios de agencias y periódicos extranjeros? ¿Cómo es posible tal miopía (in)comunicativa? ¿Por qué no se publica nada sobre la resolución del Ministerio de Salud Pública que apoya las intervenciones quirúrgicas a los trasngéneros. ¿Será que la cobertura del asunto afecta en algo el prestigio internacional de Cuba? ¿Acaso no es esta una noble conquista de nuestra sociedad. La patria, ya lo proclamó Martí, la hacemos “con todos y para el bien de todos”. Revolución, Fidel lo afirmó, es cambiar todo lo que debe ser cambiado. Entonces, para que todos podamos mostrarnos a la luz del sol tal como somos, habrá que cambiar mentes y corazones. Ser más revolucionarios que nunca.

No podemos esperar a una campaña por el Día de Orgullo Gay el 17 de mayo de dos mil nueve. Los que trabajamos en los medios debemos hacer algo ya. Tiene que haber carnaval para todos Sin riesgos, ni temores, ni silencio, ni oscuridad. Derribemos las tapias de la ciudad subterránea.

Pablo Palma Leal dijo...

¡Al fin estamos hablando, y hasta por los codos, como dice la frase popular! Me da mucho aliento el escuchar tantas opiniones positivas y profundas sobre el tema de la homosexualidad. Uno de los comentaristas expresaba que es hora ya de dejar atrás las explicaciones, el por qué, y la búsqueda de soluciones al "problema". Es una pérdida de tiempo en la cual se debaten y estancan los que se sienten inconformes con ser diferentes, con ser categorizados como homosexuales. Uno de los aspectos más importantes relacionados con el tema es el de la religión. A partir de la posición positiva que algunas instituciones cubanas están adoptando últimamente con respecto a la homosexualidad, las fuerzas retrógadas de las instituciones religiosas del país han lanzado una campaña, unas veces abierta y otras encubierta, en contra de los cambios que se buscan en la sociedad en relación con el tema. Es de primordial importancia estar atento al respecto para denunciar la labor de sapa que ya están librando para frenar el reconocimiento de nuestros derechos sociales. Recientemente mi sitio fue atacado en un artículo publicado en el internet por la Diócesis de Camagüey, y al cual respondí prontamente. Al frente de esa campaña virulenta enmascarada con compasión y preocupación por el "descarriado" está la Iglesia Católica. Pero ellos no son los únicos, otras grupos religiosos como los de la Iglesia Metodista están también embarcados en esa ofensiva reaccionaria. Poseen recursos económicos, conecciones nacionales e internacionales que les permiten llevar a cabo una campaña sostenida en contra de que se efectúen reformas sociales e institucionales beneficiosas para la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transexual. Me imagino que el CENESEX debe estar bien informado, y al tanto, de esas campañas que de por seguro tienen su influencia en la Asamblea Nacional. Es necesario que se investigue a fondo esos devaneos entre bambalinas que ellos están haciendo, y que se les denuncien como lo que son: interferencias que intentan perpetuar la descriminación, el odio y la vergüenza, la difusión del miedo y la ignorancia con respecto a nuestros hermanos de la comunidad LGBT. Saludos, y felicides por tu trabajo